Historias de la salsa – Anécdotas de La Fania

En este momento estás viendo Historias de la salsa – Anécdotas de La Fania

¿De donde provino aquel apodo artístico con el que se dio a conocer, el del “Niño bonito de la salsa” de Ismael Miranda?.

“A mí me gustaba arreglarme y ponerme bien simpático para las presentaciones. En una oportunidad me fui a la peluquería y me compré un traje para el show. Cuando llegué al hotel, Johnny Pachecho me dijo: ¡ Que bonito! llegando tarde el niño bonito. Como siempre…

Y desde ese día me llamaron el “El niño bonito de la salsa”. Pacheco le puso los apodos a todos en La Fania.

“Johnny Pacheco tenía mucha fe cuando se le ocurrió hacer esta película y se fue todo un éxito. La gente vibraba con nuestras canciones y aprovechamos 4 conciertos emblemáticos para grabarla. Así es que tenemos que caminar por la vida. Solo basta con saber que estamos haciendo las cosas bien para cosechar triunfos”. Expresó el trompetista y compositor.

Perico también aprovechó la oportunidad para contar de dónde sale todo ese ritmo sabroso caribeño, del que tan buenos exponentes son. “El folclor de la música en Latinoamérica nació en Africa”. Recordó la primera vez que llegó con La Fania a este continente. Aún tiene en su mente el gesto de los africanos al ver personas de otras partes del mundo tocando las congas como unos maestros. Todos nos sentíamos orgullosos, dijo.

Miranda también recordó que un 6 de agosto de 1980 llegó por primera vez a Barranquilla a presentar un concierto con Héctor Lavoe. “Nosotros estábamos acostumbrados a presentarnos en escenarios enormes y cantar con un sonido bien logrado; en Barranquilla no había nada de esto, pero pasó algo mágico, el cariño y la alegría de la gente nos contagió. Héctor y yo dimos un espectáculo de altura, al final nos dimos cuenta que nos la gozamos por completo con todo el pueblo barranquillero.

Durante la conferencia, Perico Ortiz explicó por qué nunca grabó una producción discográfica con Las Estrella de la Fania. “Yo nunca grabé un disco, pero participé en muchos conciertos. En ese momento sentí en mi corazón que ya era tiempo de cantar y le dije a Jerry Masucci que me diera la oportunidad, pero él no vio me vio como artista, sino como trompetista y arreglista, entonces decidí retirarme de La Fania y me concentré en grabar en 1977 mi primer disco como solista titulado My Own Image“.

 

La Fania en Africa

Deja una respuesta